El Perú Bolivariano


En 1997 visite por primera vez Perú. Lo hacía emulando  la Ruta de Simón Bolívar quien a partir de 1819 atravesó la Cordillera de los Andes para dar libertad a Suramérica.

Sí a Suramérica. Porque aunque el Libertador no hubiere pisado los suelos de Chile, Uruguay, Paraguay, Argentina, Brasil  fue el  Sol que irradió las grandes causas emancipadoras del continente. Su aurora libertaria abarcó a Centro América y al Caribe. Sin el paradigma bolivariano independizarse de los imperios europeos hubiere tardado aún más, tal como sucedió en África, India y otros países de Asia, o como sucede aún con pueblos subyugados a Europa en todo el orbe.

Recorrí Perú por carretera desde la frontera con Ecuador. Entre por Tumbes y de allí pueblo a pueblo por las costas del Pacífico. Parando en Trujillo, para arribar a Lima. De allí a la interplanetaria Nazca, luego a la cuna de los cóndores en Arequipa, para atravesar las montañas nevadas que conducen al imponente Cuzco. Caminé a Perú, subí a Machu Pichu para tomar de la energía de los Incas.

De solo imaginar a Simón Bolívar cabalgando o en mula, arengando voluntades para liberar a Perú, como lo prometió en 1817 cuando estuvo a punto de fallecer ahogado evadiendo a los realistas, o en 1824 cuando al borde de la muerte juro triunfar para dar independencia a la tierra de los Incas, uno se siente pequeñito.

Los míseros que no pueden explicar la inmensidad humana, justifican el heroísmo de Bolívar acusándolo de “ambicioso”. Él fue claro en explicar por qué hacía lo hacía “La Gloria está en ser grande y ser útil”. Fue infinito para superar las dificultades que impiden dar bienestar al pueblo. Útil para la gente, para la libertad.

En la Plaza Bolívar de Lima, donde está la estatua ecuestre original de Adamo Tadolini me detengo a contemplar la gloria inmensa de Bolívar. Un grupo de escolares se para al frente del héroe. Me dirijo a una de ellas y le pregunto:

-¿A ustedes le enseña quien es Simón Bolívar?
La niña, de unos 14 años, responde sonriente:
-Hay maestras que sí. San Martín es el Protector del Perú y Simón Bolívar, es el Libertador de mi país.
Nadie puede cambiar la historia. Bolívar es América.


@bolivarreinaldo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Epa Conde del Guacharo, alias Bejamin Rauseo

348: Tomar la iniciativa es convocar a la Asamblea Constituyente

Predicciones o realidades del 2017